Sobre «El Sur» uno de los mejores cuentos de Borges

“A la realidad le gustan las simetrías y los leves anacronismos”

— Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges nació en Buenos Aires, Argentina el 24 de agosto de 1899. Fue un escritor, poeta e intelectual latinoamericano, reconocido internacionalmente por su innovación en el ámbito literario, pues fue uno de los precursores del relato laberinto y el creador de las ficciones.

Sobre un libro de este mismo nombre quiero escribir hoy.

Ficciones es quizás el libro más famosos de Jorge Luis Borges, que es una compilación de dos partes. La primera: El jardín de los senderos que se bifurcan publicada en 1941 y Artificios de 1944.

El sur, es el último cuento de la segunda parte de ficciones. 

Este cuento, además de ser uno de los preferidos por el autor tiene un lazo especial con el mismo, debido al fuerte contenido autobiográfico que posee, y a la referencia que hace de su tierra, Argentina.

El argumento es sobre un bibliotecario —Juan Dahlmann— que un día decide presta el libro «Las Mil y Una Noches», para ir a leer a su casa, pero era tal su apresuro por leerlo, que prefirió subir las escaleras a gran velocidad y no logró visualizar un pilar de donde recibió un terrible golpe en la cabeza, esto le obligó a postrarse varios días en la cama, y al ver su terrible estado por la fiebre los médicos prefirieron llevaron al hospital. A su desgracia, el tratamiento le hizo sufriera un dolor insoportable. Y por si fuera poco casi muere a causa de un envenenamiento en la sangre mientras estaba en el sanatorio.

A su suerte, Dahlmann se recuperó rápidamente y quedó librado de su dolor. Entonces, para distraerse decide ir a un rancho que fue heredado de su abuelo, situado al sur de Argentina. Juan viajó con «Las Mil y Una Noches», decidido a leerlo en el viaje, pues, mientras se recuperaba del golpe, lo único que le había causado el libro fueron pesadillas.

Cuando iba de camino, el conductor del tren le dijo a Dahlmann que no podría dejarlo en su parada, él tendría que bajarse una estación antes y luego caminar un rato para poder encontrar un transporte que lo llevaran a una cafetería de la zona. Así lo hizo Dahlmann y estando allí, decidió comer en un pequeño local. Juan Dahlmann comía cuando unos hombres empezaron a lanzarle bolitas de pan, al principio no les hizo caso, pero luego empezaron a comentar en voz alta y perdió la paciencia. Entonces Dahlmann retó a uno de los hombre, y este, sin mucho escrúpulo, sacó un cuchillo para atacar a Dahlmanny, pero en ese instante, el dueño de la cafetería le dijo que no debería atacarlo, pues estaba desarmado, y entonces un gaucho que había estado oculto en las sombras del bar, lanzó su arma al piso para que Dahlmann peleara.

Dahlmann admite que nunca supo ocupar un cuchillo, pero a pesar de esto, estaba decidido a aceptar el reto contra el hombre, pues, dijo que si pudiera decidir su muerte, le gustaría que fuera morir como un valiente.

Dahlmann empuñó el cuchillo y comenzó su duelo.

Al terminar el relato es inevitable quedar con la duda, pues,¡ como es costumbre en los relatos de Borges, existe una gran ambigüedad en los puntos clave del relato. Por ejemplo, no se sabe realmente si Dahlmann murió luego de empuñar la daga y luchar contra el hombre del bar. Por otra parte, desde mediados del texto, el autor empieza modifica los tiempos, y no advertimos los cambiados que hay entre realidad y sueño, pues el trayecto entre el sanatorio y el sur son muy rápidos, y no se distingue sí realmente toda su aventura en el sur es cierta, o tan siquiera real.

No obstante, cualquiera que sea la interpretación verdadera[1], debemos notar la representación de las nacionalidades en Borges, tanto la europea —de parte paterno— y la Latinoamericana —como la de su madre—. Una está más en el ensueño, con la posibilidad de cambiar el destino a través de la ficción, como en «Las Mil y Una Noches» y la otra, el sur, donde se asimila un lado más representado con la tierra, con el origen,  con el gaucho y donde la lucha está en la sangre.

De cualquier manera leer el cuento, es un verdadero viaje entre la realidad y la ficción.


[1] Esa verdad Borgiana, absoluta como una biblioteca infinita.

Pablo F. Lizanne, 2014.

Anuncios

Un pensamiento en “Sobre «El Sur» uno de los mejores cuentos de Borges

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s