Solo otra ilusión

Dime que estas allí
No me dejes sola
Pálpame el rostro
Palpa mi corazón
Aunque ya tocaste más en mí de lo que deberías
Y sin tan siquiera rozarte contra mí.

Entonces empezare a jugar a conocerte
Y mientras las horas pasan a ser mil años
Me haces caer de rodillas
Me haces matar mi orgullo cuando te veo respirar
El regalo de tenerte en este mundo me ha llegado a bastar
Mi rebeldía existe aun
Si no, no te buscaría con desesperación
Sabiendo que no estas allí
Al menos no para mi.

Que el cielo te caiga encima ángel descarrilado
Que las flores te corten como cuchillos
Y espero ser yo quien te dé el primer ramo
Dirás que me contradigo
Pues que así sea
Que mi corazón sea una paradoja hacia ti
Para prevenirme de la maldita ilusión
Que el espectro de tu presencia me infunde.

Me he roto como las olas contra las rocas
Me he roto como una copa tirada al suelo con furia
Y aun así insisto en seguir persiguiendo ese deseo
Que me mires y que me vea reflejada en ti.

Espero con mi alma ensimismada
Que deje esta de ser la fantasía que mi cabeza quiere creer
Que deje de soñar con ángeles
Que deje de soñar con tiernos espectros que me atan a la ilusión
A la ilusión vacía de ti.

Sara Echeverría, 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s